El 13 de noviembre de 2015,  personas ajenas a la operación de Río Napo provocaron un corte en la tubería en el pozo Sacha 64, ocasionado una aspersión de 55 galones (1 barril) de hidrocarburo en uno de los terrenos que pertenecen al Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIAP).

Río Napo cumple ética y profesionalmente las normativas legales para estos casos y, en cumplimiento de la normativa ambiental vigente, ha procedido a implementar sus protocolos de respuesta ante emergencias frente a cualquier evento, así como la implementación de acuerdos ministeriales que garanticen mantener una buena relación con las comunidades.

La remediación se realizó inmediatamente, asegurando y limpiando la zona. Con presencia de Fiscalía y Criminalística se realizó el peritaje respectivo para que las autoridades judiciales determinen si se trató de un robo o un sabotaje. Se ha realizado además una inspección, con la correspondiente toma de muestras de suelo, con representantes de la Dirección Provincial del Ministerio del Ambiente de la provincia de Orellana para determinar, a través de los resultados de laboratorio, si las acciones de limpieza fueron efectivas. En aproximadamente 15 días se obtendrán los resultados.

Adicionalmente, informamos que el domingo 15 de noviembre, en horas de la madrugada, se reportó el desborde de tres tanques de almacenamiento de crudo en la plataforma Sacha 310,  lo que produjo un derrame de 120 barriles dentro de la plataforma, los cuales fueron recuperados por los equipos de contingencia de la Gerencia de SSA (Seguridad, Salud y Ambiente). Existe un remanente de hidrocarburo que se encuentra en proceso de recuperación.

Se ha socializado y consensuado con los habitantes cercanos a la zona para ingresar a realizar los trabajos de remediación en el área; sin embargo, existe oposición por parte de representantes de las comunas, que han impedido el ingreso del personal al área, retrasando las acciones de asistencia a los miembros de la comunidad y de limpieza del sector.